RUTA PARQUES TEMATICOS

Información General

Esta ruta incluye Ia visita a dos de los destinos más importantes y concurridos del Quindio: sus parques temáticos. Lugares que ofrecen cultura y entretenimiento para toda Ia familia, y que inevitablemente figuran en los planes de todos los viajeros. Lo más recomendable es dedicar un día a cada parque debido a Ia extensión de los mismos y a la gran variedad de atracciones. Salga a primera hora para que viva a plenitud las bondades del paisaje, el sabor de la gastronomía y toda la diversión de las atracciones.

 

Saliendo de Armenia

Tomando Armenia como punto de partida hay que buscarla vía hacia Montenegro por la antigua estación del ferrocarril, declarada monumento nacional (cra. 19 No. 29 — 30). Antes de que comience el marco de café y guadua a los lados de la carretera, aparecen algunos puestos de pandebono y restaurantes de gastronomía típica que preparan platos como la bandeja paisa y la exclusiva “limonada de mango”. Más adelante, en el km 6 al costado izquierdo, entre una reserva de bosque nativo, está el Canopy Los Caracolíes, experiencia de deportes extremos entre florestas y platanales; por si desea una aventura extrema antes de continuar la ruta.

Después de 6 km desde Los Caracolies arribará a Ia plaza central de Montenegro, colorido cuadro con ventas de golosinas, frutas en salpicón y algodones de azúcar que se expenden en medio de la tradicional arquitectura. Aquí, una detención obligada para endulzar el paladar o para probar un fresco y exclusivo café en la planta baja del edificio Cadavid, clásica y restaurada construcción; una herencia de colonizadores que se encuentra enseguida de la iglesia.

Para salir hacia el Parque Nacional del Café (a 6 km de Montenegro) hay que buscar la vía a Pueblo Tapao un pequeño corregimiento distante 10.4 km de Montenegro que se puede visitar una vez termine Ia estancia en el parque. Durante el viaje, la carretera se filtra en medio de bonitos jardines, cafetos, platanales y grandes árboles. Casas y fincas agroturísticas son una buena alternativa de alojamiento por su cercanía. En pocos minutos se verán los quioscos con venta de golosinas, sombreros y artesanías; señal inconfundible de que ha llegado.

 

Un día en el Parque Nacional del Café

Este es uno de los destinos más concurridos del Quindío, evite congestiones al ingresar llegando lo más temprano que pueda (abren a las 9:00 a.m.) Tan pronto entre, tiene la opción de subir a la torre del mirador: 18 m de mangle y guadua para contemplar una panorámica de Armenia, Montenegro y La Tebaida. Desde arriba se intuye la extensión del parque y se diseña la estrategia de recorrido.

Son cerca de cuarenta atracciones entre mecánicas, temáticas, un museo y los shows del café y las orquídeas. Dependiendo del tiempo que haya destinado para visitar este lugar, camine hasta llegar al pueblo quindiano o montese a la entrada en el teleférico o en una de las telesillas que atraviesan el parque desde lo alto.

 

Son muchas las opciones. Súbase a la montaña rusa acuática, recorra parte de las instalaciones en tren, camine por el sendero del café o aprecie las replicas de las estaciones del ferrocarril de Armenia y Montenegro. Y por supuesto, disfrute de muy buenos platos en la zona de restaurantes.

 

Rumbo a Panaca

Tenga presente que estando en Monte- negro la ruta que va para Panaca pasa primero por el pueblo de Quimbaya. Son 9 km más por una vía de similares características con fincas cafeteras y siembras de guadua. Antes del pueblo hay un desvío a Ia Granja de Mamá Lulú, proyecto agrícola autosostenible por el que bien vale la pena realizar un paseo. Lo más característico en el centro de Quimbaya son la fila de yipaos en el parque central y el inmenso Cristo del frontis parroquial. Un dato a tener en cuenta es que Quimbaya constituye el centro de operaciones de la mayoría de empresas que realizan el balsaje por el río La Vieja, otro plan recomendado en las actividades por el Quindío.

Entre Quimbaya y Panaca hay 7 km del mismo agradable y bello paisaje cafetero. Encontrará buenos restaurantes y algunas ventas de artesanías en plata y sombreros que resultan muy útiles para la protección de los rayos solares en el circuito por el parque. Sobre la vía hay oferta de fincas, hoteles y estancias agroturísticas. Y siguiendo la carretera, un desvío hacia la vereda Kerman para entrar directo a la portería de la llamada finca de los colombianos, Panaca es lugar de diversión y de aprendizaje, pero además de concientización acerca de la vital importancia que tiene el campo para la supervivencia de las grandes ciudades.

Aprendiendo del campo

Son ocho estaciones en las que se hacen exhibiciones de animales y exposiciones de temas agrícolas. Asistir a cada evento toma un poco mas de 30 minutos, de tal manera que la visita a Panaca tarda hasta unas seis horas, tiempo que debe tener en cuenta en la programación de su viaje.

Como uno de los objetivos dentro del parque es lograr la interacción de los asistentes con las actividades y los animales domésticos, resulta divertido darles tetero a los cerdos o participar en las competencias de ordeño de vacas y cabras. No deje de asistir a las exhibiciones de perros y caballos amaestrados o de apostarle al más veloz de los cerdos en las carreras que organiza el cerdódromo Juan Chancho Montó Ya.

Allí mismo, en los intermedios de las carreras, ría a carcajadas con las ocurrencias de los humoristas y trovadores de la región encargados de amenizar las presentaciones. Y no olvide la nueva atracción de los avestruces a los que podrá alimentar y montar en divertidas carreras por el avestruzódromo.

El regreso a Armenia es por la misma ruta de acceso, en total 30 km, cerca de 40 minutos de recorrido si no se hacen paradas.

Subtítulo

Contenido de este texto

Solicitar información





WhatsApp Asistencia vía WhatsApp