FILANDIA

Booking.com

Información General

Filandia, es otro de los pueblos predilectos por los visitantes debido a su tranquilidad y a a bonita arquitectura de la colonización antioqueña. La historia dice que don Felipe Meléndez, viejo colonizador, fundó el poblado en compañía de varios amigos y lo bautizó con la mezcla del latín fila (hija) y el inglés landia (Andes).
Filandia: hija de los Andes.

Se encuentra al norte del departamento por la Autopista del Café, de la que hay que desviarse a la izquierda en el km 20 para luego tomar una vía pavimentada y angosta de unos 7 km. Este último tramo se hace entre fincas y las reservas naturales de Bremen y Barbas, que a la vez crean un entorno paisajístico muy llamativo por su verdor y fertilidad. El lugar está en una meseta, ubicación desde donde se aprecian varios de los municipios limítrofes.

Es encantador el carácter amable de los pobladores, muchos de ellos cultivadores de cafe, primer producto del municipio y motivo forjador de la cultura que se vive en todos sus rincones. Los campesinos, al terminar sus jornadas, se congregan en la plaza para compartir experiencias con tertulianos de adentro y de afuera

 

ATRACTIVOS TURISTICOS DE FILANDIA

 

Mirador Colina iluminada del Quindío

Fue construido en mangle del Caribe y otras maderas de Ia región como el zapan y la guadua. Es una torre erigida sobre las pendientes de las afueras de la localidad en la via que conduce a Quimbaya, representando el sitio ideal para observar la panorámica de Filandia y 360° de hermosos parajes. En días despejados se ven casi todos los pueblos del Quindio, la ciudad de Pereira en Risaralda y algunos pueblos del norte del Valle del Cauca. El mirador tiene una altura de 27 m y es el resultado de un esfuerzo de la Gobernación del Quindío que impulsó la ejecución de la obra para el aprovechamiento de las características geográficas del municipio.

Cuenta con varios balcones para el avistamiento del paisaje y con un café que abre los fines de semana. Adicionalmente, en el piso interior de la torre se destaca la figura en retales de vidrio y espejo de una mariposa azul, cuya vista desde la parte alta es tan llamativa como el panorama que rodea al mirador. Se puede visitar cualquier día, pero son los fines de semana y los festivos los de mayor afluencia. Horario: 10:00 a.m. a 7:00 p.m. y hasta las 9:00 p.m., los fines de semana.

 

Parque central de Filandia

Destino principal donde confluyen los nativos del pueblo, los viajeros, los arrieros y los yipaos. Aquí se marcan senderos entre jardines y bancas, y algunos quioscos en los que venden refrescantes jugos naturales, ensaladas de frutas y salpicones, En las cuadras que lo rodean se aprecian bellas casas de los primeros pobladores, hay varios cafes y algunos restaurantes.

 

Templo María Inmaculada

Con algunas reparaciones, este templo fue construido esencialmente mediante la técnica del bahareque y con madera de cedro y laurel, materiales que se aprecian en su interior y en la secuencia de columnas que lo caracterizan. Sobresale desde 1905, año de su fundación, a un costado del parque principal y sobre la calle séptima.

 

Conjunto arquitectónico

La calle del Tiempo Detenido, al norte de la plaza central, tomó su nombre porque las viviendas que están a lado y lado, con excepción de los arreglos necesarios, se han mantenido en su estructura y aspecto original. Junto a las construcciones que se levantan en las cuadras de la plaza central, estas tradicionales casas son consideradas una valiosa muestra del legado antioqueño que predominó en la fundación de los pueblos. Se destaca también el Colegio Bethlemitas con sus extensos pasillos y balcones, la institución es fiel reflejo del estilo arquitectónico impuesto por los antiguos colonizadores. La Ruta Arquitectónica, de la cual hace parte Filandia, es un recorrido por los municipios de Calarcá, Salento y Pijao que el visitante no debe perderse.

 

Artesanías y el barrio San José

Además de la agricultura, en Filandia es reconocido el trabajo en cesteria de sus artesanos. Familias enteras concentradas en el barrio San José, principalmente, dedican sus días a tejer canastas, baúles, bolsos, lámparas y todo cuanto la imaginación les permita. Para crear sus inventarios, los artesanos se valen de distintas fibras extraídas de la zona como el yaret, la calceta de plátano o el mimbre. El barrio San José se encuentra sobre la vía al mirador Colina iluminada, la misma que lleva a al municipio de Quimbaya. También en el costado suroriental de la plaza central está el almacén administrado por la Asociación de Artesanos.

 

Archivo fotográfico

Se trata de un recorrido por la historia de Filandia mediante la exposición de más de dos mil fotografías. Su artífice es Jorge Arango, un quindiano empeñado en recuperar la memoria de los principales hechos que han marcado el destino de la población. Se ubica a una cuadra del parque central en la casa del Artesano.

 

Reserva natural Bremen – La Popa

Sobre la margen izquierda de la carretera que va a Filandia desde la Autopista del Café, se halla esta reserva natural com- partida por los departamentos de Quindío y Risaralda. Es un area de conservación con predominio de bosques de pino y eucalipto y una extensión de 1.200 ha, de las cuales se han habilitado algo más de 700 para su reconocimiento a través de senderos interpretativos, Además de la belleza paisajística, la reserva es una importante fuente de agua que surte a ocho mu- nicipios de Quindío, Risaralda y Valle del Cauca, gracias a las cuencas de los ríos Barbas, Roble, Cestilla, Consota y Boquía. Así mismo, en Bremen – La Popa se fomenta el desarrollo del turismo regional y se promueve la educación ambiental a través de la investigación y el conocimiento de la biota.

 

Cañón del río Barbas

Este paraje y la reserva Bremen están separados por la vía principal que llega a Filandia desde Armenia, y ambos lugares se unen por corredores biológicos que los visitantes pueden cruzar para apreciar los recursos naturales gracias a las jornadas pedagógicas que adelantan las autoridades ambientales. El cañón del río Barbas, cuya fuente esta a 2.200 m.s.n.m. , en el alto Morro Azul, se localiza en la cordillera Central y es hábitat de varias especies endémicas de fauna y otras con presencia importante como el mono aullador. Informes: Corporación Ambiental Tibouchina. 314 6164178/ 317 6430875.

 

Observación de aves – Reserva Natural Bremen

La reserva natural Bremen, entre Filandia y Circasia, es un escenario estratégico para admirar aves, en plan de avistamiento recreativo o de observación científica. De las diversas especies que allí habitan, entre endémicas y casi endémicas, se destacan el solitario andino, el barranquero coronado, el tucancito culirrojo, el carriqui de montaña y el trogón Collarejo. Informes: Fundación Ornitológica del Quindío. (6) 7535 7 7 8 –  371 7788322

 

Sendero Ecohistórico

Comprende una fracción del antiguo ca- mino nacional que comunicaba a Bogotá con Cartago. Lo componen varios tramos entre los 4 km y los 5,5 km y que incluyen el paso por varios atractivos naturales e históricos. La fundación de Filandia, la existencia de los indios quimbayas y el paso de la campaña liberta- dora son, entre otros, algunos de los hechos relevantes que se recrean a través de esta especial forma de hacer senderismo.

 

Monumento Jesús resucitado

La escultura de Jesus resucitado, obra del maestro Jairo Bedoya, representa el fervor religioso de los habitantes de Filandia. El monumento emerge a las afueras del municipio en la vereda El Vergel, en el marco de un bello paisaje y la panorámica del pueblo. La imagen es al mismo tiempo un sitio de solemnes visitas y agradables paseos.

 

(*) Textos y fotos tomados de la guía turistica del departamento del Quindio. Publicada por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, con recursos del Fondo de Promoción Turística de Colombia.

 

 

Solicitar información





WhatsApp Asistencia vía WhatsApp